Impacto de las anestesias en la reparación endovascular | Grupo i2

1 de Julio de 2020. La reparación endovascular (EVAR) de un aneurisma de aorta abdominal es el método más utilizado en la actualidad, el procedimiento puede realizarse bajo varias técnicas anestésicas que incluyen la anestesia general, regional o local.

Según un trabajo de observaciones previas sobre el beneficio en términos de mortalidad de la anestesia regional (o incluso local) en pacientes que reciben reparación endovascular electiva de un aneurisma de aorta abdominal infrarrenal, la mortalidad a 30 días resultó menor con la anestesia regional vs la anestesia general, a pesar de lo anterior, la tasa de complicaciones resultó similar en todos los tipos de anestesia.

Estos beneficios también se tradujeron en una menor estadía hospitalaria pero no en menores complicaciones pulmonares como habían sugerido estudios anteriores.

Los procedimientos mínimamente invasivos llegaron para quedarse y con el tiempo seguramente se publicará evidencia cada vez más robusta en este sentido.

La información en este sentido es escasa, especulativa y mayormente trasladada de otros procedimientos (como por ejemplo el TAVI donde contamos con muchos trabajos e incluso randomizados).

Se analizó la base de datos del Reino Unido incluyendo todos los pacientes electivos que recibieron EVAR entre 2014 y 2016. El punto final primario fue la mortalidad a 30 días y también se incluyeron otros puntos secundarios como complicaciones post operatorias y estadía hospitalaria.

Se incluyeron 9783 pacientes de los cuales 7069 se realizaron bajo anestesia general, 2347 bajo anestesia regional y 367 con anestesia local en 89 hospitales.

La tasa de mortalidad fue diferente entre las diferentes estrategias de anestesia con una menor mortalidad en el grupo regional vs general (0.6% vs 0.9%; p=0.03).

La estadía media fue de 2 días, pero aquellos que recibieron anestesia regional o local pudieron regresar aún antes a sus domicilios.

Las complicaciones perioperatorias y pulmonares resultaron similares entre los 3 grupos.

Dado el escaso número de pacientes comparado con los otros grupos es difícil sacar conclusiones de la anestesia local vs los otros tipos. Además, puede existir el sesgo (a pesar de los múltiples ajustes) de que se haya utilizado la estrategia menos invasiva en los pacientes más frágiles.

También el hallazgo en la mortalidad que beneficia a la anestesia regional no se puede explicar por una mayor tasa de complicaciones perioperatorias.

Estos son los primeros datos que surgen para las endoprótesis como lo fue para el TAVI allá por el año 2012. Todavía queda mucho camino por recorrer y al menos hace falta un estudio randomizado antes de obtener una respuesta definitiva.


Fuente: SOLACI