¿El corazón puede rejuvenecer? | Grupo i2

01 de julio de 2021. ¿Hay algo que esté en nuestras manos hacer para que la edad biológica no sea la de nuestro documento de identidad? Según la ciencia sí. La eterna juventud no existe, pero si pudiéramos conseguir una salud cardiovascular a prueba de bombas, lograríamos vivir más años y con más calidad de vida. Por eso la pregunta clave es ¿qué hace a un corazón rejuvenecer?

Hace años un estudio realizado por el Centro para el Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) concluyó que la mitad de los hombres y dos de cada cinco mujeres tenían un corazón cinco años mayor que el de su edad biológica. Y en ello juegan un papel fundamental los factores de riesgo cardiovascular. Entendiendo que estos factores de riesgos son la hipertensión arterial, la diabetes, la obesidad, el sedentarismo o fumar los que traen como resultado un corazón envejecido.

El problema de esta situación es que no se trata de una cuestión numérica sino lo que ello conlleva: significa que si tenemos un corazón más viejo, aumentan nuestras posibilidades de sufrir un evento cardiovascular. De hecho, las calculadoras de riesgo cardiovascular tienen en cuenta precisamente hábitos de vida para averiguar si nuestro riesgo es alto o bajo: unos hábitos de vida saludables ayudan a reducir el riesgo, mientras que el tabaquismo, el sedentarismo, la obesidad, la hipertensión, los niveles altos de colesterol y la diabetes contribuyen a elevarlo.

De ahí que mantener los factores de riesgo modificables bajo control sea una manera de rejuvenecer nuestro corazón. Por eso es importante que incluyamos en nuestra rutina diaria hábitos saludables como una alimentación basada en la dieta mediterránea y a ser posible baja en calorías, mantenernos alejados del azúcar, la sal, el alcohol y sobre todo el tabaco, hacer ejercicio semanalmente -idealmente, a diario-, y vigilar nuestra presión arterial, los niveles de glucosa y también los de colesterol en sangre. De esa forma estaremos haciendo todo lo que está en nuestra mano para mantener una buena salud cardiovascular con la que vivir más y mejor.


Fuente: FEC