¿Revascularización con DES en enfermedad infrapoplítea?

01 de junio de 2022. La enfermedad vascular periférica (EVP), ha sido sub-estudiada y poco reconocida al compararse con la cardiopatía isquémica y el stroke, a pesar del impacto conocido que tiene sobre la calidad de vida y la morbimortalidad asociada. Se estima que, en 2015, según una revisión sistemática, alrededor de 238 millones de personas a nivel global tenían EVP, cifras que se encuentran en aumento.

El tratamiento percutáneo del territorio infrapoplíteo ha demostrado beneficio. Sin embargo, aún no se sabe la mejor alternativa (angioplastia con balón, balón con droga o colocación de stent convencional/liberador de drogas), por lo que actualmente hay una búsqueda constante a través de investigaciones en curso.

Recientemente la Revista de la Sociedad de Angiografía e Intervenciones Cardiovasculares publicó un trabajo que tiene como objetivo realizar una revisión sistemática y meta-análisis de estudios randomizados para evaluar la eficacia y seguridad del uso de stent liberador de drogas (DES) (Everolimus/Sirolimus/Paclitaxel) comparado con un grupo control de revascularización endovascular (POBA, DCB, Stent), para enfermedad infrapoplítea. El desenlace primario (DP) fue permeabilidad primaria y el secundario (DS) revascularización del vaso responsable (TLR), amputación del miembro y mortalidad de todas las causas.

Se incluyeron 9 estudios randomizados, todos publicados desde el año 2007, con un total de 945 pacientes, con un intervalo etario entre 68 y 75 años, mayoría hombres, con prevalencia de diabetes del 50 al 82%. Se realizó un seguimiento máximo de 48 meses (mínimo de 6 meses) y por lo general el método para evaluar permeabilidad fue angiografía invasiva.

Los pacientes tratados con DES evidenciaron un aumento significativo de la permeabilidad primaria comparado con el grupo control. Al analizar los desenlaces secundarios, se evidenció una disminución significativa de la TLR, sin observarse diferencias significativas en amputaciones mayores o en mortalidad de todas las causas.

En conclusión los resultados de este meta-análisis mostraron mejor permeabilidad primaria y menor TLR en aquellos pacientes a los cuales se les realizó angioplastia infrapoplítea con DES comparados con revascularización convencional. Este beneficio a favor del uso de DES es un efecto similar a lo observado previamente en la patología coronaria.

Anteriormente, hablar sobre revascularización con stent, solo estaba reservado como estrategia bailout post angioplastia con balón. Esta revisión sistemática, cuenta con algunas limitaciones al observarse heterogeneidad en los estudios incluidos y un escaso número de pacientes. A partir de lo mostrado con estos resultados ¿debería considerarse si la evidencia es la suficiente como para considerar un cambio en el paradigma de la revascularización del territorio infrapoplíteo?


Fuente: SOLACI